EL ARTE, EL CALOR Y EL PLANETA

22 Abr 2010 Arte y comunidad, Artistas de/en Madrid, Otras propuestas que nos interesan

La sostenibilidad es ya un ‘trending topic’ de la cultura. ¿Tiene algún papel el arte en la lucha contra el cambio climático?

Fuego Frío. Eugenio Ampudia. 2003

Hoy es 22 de abril, Día de la Tierra, otro de esos ‘Días de’ (mañana es el de los libros) que a Google le sirven para cambiar su cabecera y a nosotros para hablar de arte, cultura y medio ambiente. En la Akademie der Künste, en Berlín, lo han aprovechado para inaugurar Ill Winds (Malos Vientos), una instalación audiovisual en la que 12 artistas de distintas partes del mundo se acercan al tema del cambio climático y la interacción entre la naturaleza y la actividad humana. Entre los 12 elegidos se encuentra, por cierto, Eugenio Ampudia, artista con sede en Madrid que presenta su videoinstalación Fuego Frío (en la foto), en la que nos recuerda el futuro que nos espera como siga subiendo la temperatura.

El cambio climático y la sostenibilidad se han convertido en los últimos años en ‘trending topic’ en todas las actividades humanas, y por supuesto también en el mundo del arte, la curadoría y la gestión cultural. Proliferan las exposiciones como la de Berlín y los trabajos artísticos ‘concienciados’. ¿Cuál es y cuál debería ser el papel del arte y la cultura en este proceso?

Como ante casi todos los problemas que tenemos por resolver, el arte se debate también aquí entre la mera representación del problema —como el Fuego Frío de Ampudia, las instalaciones postapocalípticas de Petko Dourmana o las visualizaciones ‘artísticas’ de datos sobre la contaminación— y el afán de transformación de artistas-activistas como The Yes Men, o el colectivo Basurama en España.

Para algunos, la representación hace tiempo que dejo de ser útil, más aún ante la avalancha de información ante la que nos vemos sometidos cada día y que según dicen nos tiene paralizados, mientras que para otros el activismo artístico no deja de ser oportunismo y lo único que nos obligará a cambiar de modo vida, a fin de cuentas, son las leyes. También hay quien piensa que deberíamos volver a la edad de piedra y el arte reducirse a pintar en las cuevas. Aquello sí que era comunión con la naturaleza y arte sostenible. Nosotros no nos atrevemos a decir tanto, pero sí creemos que cualquier acción artística —ya sea representacional, transformadora o ambas cosas— debería al menos no contribuir a agravar el problema que aborda; es decir, debería no ser contaminante.

Lo mismo se puede aplicar para museos e instituciones culturales. Uno de los pocos casos de estudio completos al respecto, es el de la TateGallery de cuyo plan de sostenibilidad hemos conocido los detalles a través de este artículo.

¿Y a ti qué te parece todo esto? ¿Qué tiene que decir el arte sobre el futuro del planeta?

1Comentario
  • Tania Mancha
    Publicado en 03:45h, 10 agosto Responder

    el arte es el único medio que puede transformar nuestra cultura, tiene el poder de crear nuevos simbolos, falta que los artistas acojan un nuevo movimiento que busque ir hacia un hito histórico de cambio civilizacional.

Manda un comentario